¿Qué es?

   
     

La inseminación artificial es la técnica de reproducción asistida más básica y más barata que intenta resolver las dificultades de la mujer a quedarse embarazada. Se recurre a la inseminación artificial en casos de infertilidad del hombre o de baja vitalidad de los espermatozoides del semen.
Con la inseminación artificial se depositan los espermatozoides en la mujer de manera no natural utilizando técnicas que remplazan a la copulación, ya sea en óvulos (intrafolicular), en el útero, en el cérvix o en las trompas de Falopio.

Dependiendo de la naturaleza de la infertilidad se pueden definir dos tipos de inseminación artificial:

  • Inseminación con semen del cónyuge (IAC)
  • Inseminación con semen de donante (IAD)

La IAC se realiza cuando el semen del cónyuge es de buena calidad (adapto para la procreación) pero existe algún impedimento fisiológico, por ejemplo impotencia, anomalías en el pene, eyaculación retrógrada, vaginismo, esterilidad… Para realizar una IAC al menos una de las trompas de Falopio tiene que funcionar correctamente.
La IAC es una técnica segura pero tiene riesgos, entre ellos el embarazo múltiple, infección pélvica, reacciones alérgicas y la creación de anticuerpos antiespermatozoides.

La IAD se realiza principalmente para matrimonios infértiles, parejas del mismo sexo y mujeres heterosexuales sin pareja. Se emplea en casos de infertilidad masculina, en casos de posible transmisión de una enfermedad hereditaria a los hijos (hemofilia, enfermedad de Huntington…) o en casos de incompatibilidad Rh.

La técnica de inseminacion artificial más popular en la actualidad se denomina Inseminacion Artificial intrauterina (IUI) y la probabilidad de quedarse embarazada en cada ciclo menstrual está entre el 5 y el 25 por ciento. En otras palabras, de cada 10 ciclos de inseminación artificial cerca de 2 resultan en gestación, y de cada 10 parejas que completan 4 ciclos, 6 consiguen gestación.Esta probabilidad puede aumentar tomando medicamentos para la fertidilidad.

Si despuès de 5 ciclos no se logra el embarazo con la inseminación artificial, las estadísticas demuestran que es muy poco probable alcanzar el éxito con nuevos intentos. En este caso se debe proceder a otras técnicas de reproducción asistida: fecundación in vitro, ICSI (Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides) y donación óvulos. Existen también tratamientos complementarios como TESA, “Hatching” asistido y transferencia de embriones descongelados.

Tags: , , , , , , , , ,