Noticias

La maca y la fertilidad

Si lo has intentado unas cuantas veces con tu pareja y no has tenido éxito, ¡no te rindas!
Antes de recurrir a técnicas de reproducción asistida (como la inseminación artificial) se pueden probar las propiedades de muchos alimentos naturales. Una dieta para la fertilidad con alimentos naturales y saludables no tienen contraindicaciones y “no cuesta nada”. Cynthia Stadd, especialista en nutrición del Centro Berkeley para el Bienestar Reproductivo y la Salud de la Mujer, de la ciudad de Nueva York, habla muy claro sobre el tema: “Lo que comes afecta a todo, desde tu sangre y tus células hasta tus hormonas“.

Para las mujeres los alimentos deberían ser fuentes de proteínas vegetales, alimentos que contienen hierro y ácido fólico, carbohidratos complejos y granos enteros, productos lácteos con alto contenido de grasa y grasas saludables. También existen muchas hierbas que pueden ser beneficiosas.

Pero entre los alimentos naturales que tienen más propiedades beneficiosas para la fertilidad encontramos la maca, un alimento de origen peruana, cultivado a más de 4000m de altitud, capaz de activar las hormonas masculinas y femenina. La maca se puede definir como una fuente maravillosa de nutrientes vitales naturales. Contiene dosis muy equilibradas de los elementos nutritivos esenciales, antioxidantes y…¡alcaloides fertilizantes (macaínas)!

Buenas noticias para el hombre. Entre las muchas propiedades se le otorga a la maca la capacidad de mejorar la función de la próstata, favoreciendo la producción y la cantidad y calidad de los espermatozoides.

Según Pachamaca, Distribuidor exclusivo de maca Lpch para España y Portugal, la maca activa las hormonas sexuales femeninas y masculinas, regulando la secreción hormonal y la maduración de los órganos sexuales desde la adolescencia, tanto para los folículos de Graaf, en el caso femenino, como para las espermatogonias (células madre de los espermatozoides), en el caso masculino.

Se puede encontrar más información en http://pachamaca.com/nuestra-maca/para-que-tomarla/para-la-fertilidad/

¿El bisfenol A causa defectos de nacimiento, efectos genéticos e infertilidad?

Según la European Information Centre on Bisphenol A se trataría de un mito. El bisfenol A no causaría defectos de nacimiento, efectos genéticos e infertilidad. En la página web se lee: “No existe ninguna prueba científica que demuestre que el bisfenol A (BPA) cause defectos de nacimiento, efectos genéticos o infertilidad o incluso que represente un riesgo para los consumidores. Tales afirmaciones no son compatibles con ninguna investigación científica validada. Existen numerosas evaluaciones por parte de las autoridades de todo el mundo que confirman que la exposición humana al BPA es muy baja, y que los seres humanos metabolizan y eliminan el BPA rápidamente.“.

No existe ninguna prueba científica, pero ¿por qué Canadá y recientemente Francia deciden prohibir el bisfenol A? Según un informe de la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de Francia (Anses) el bisfenol A puede ser altamente dañino para las generaciones futuras. En este informe se señala que en un 23% de los casos, las mujeres embarazadas están expuestas a niveles de bisfenol A potencialmente peligrosos. También se señala que aquellos fetos que han sido expuestos en el útero a las mismas tasas de bisfenol A que suele tener la población general tienen más posibilidades de sufrir cáncer de pecho cuando crezcan. El grupo de biólogos franceses que participaron a este informe comprobaron también que el bisfenol A puede tener efectos negativos en la fertilidad, así como ocasionar cáncer de mama o diabetes.
Existe un artículo muy interesante sobre el bisfenol A: “Un informe certifica que el bisfenol A es cancerígeno. Y está por todas partes

¿Qué es el bisfenol A?
El bisfenol A es un compuesto que se puede encontrar en el organismo de todas las personas, y que se elimina a través de la orina. Son muchos los productos que utilizamos en nuestra vida cotidiana donde se encuentra éste plástico policarbonado: envases de determinados productos alimenticios, botes, los CD o, también en los biberones infantiles. Se puede encontrar en coches, aviones, gafas, utensilios médicos o barnices. Y… en los tickets de compra (ver artículo “Alertan de presencia de bisfenol-A en recibos de supermercado o aparcamiento“).

La gran pregunta es: si hay posibles riesgos o dudas sobre el bisfenol A, ¿por què no se quita del mercado? Quizas, ¿existen intereses comerciales? Os animamos a investigar por vuestra cuenta la mucha información sobre el bisfenol A y sus posibles riesgos, entre ellos los problemas de fertilidad.

Aumento en la infertilidad en España

Según los organizadores del V Congreso Internacional sobre Medicina Reproductiva organizada por el grupo IVI (Lider Europeo en Reproducción asistida), la tasa de infertilidad en España ha alcanzado niveles del 17% de la población. Un dato realmente preocupante si lo comparamos con datos de años anteriores. Se habla de 800.000 parejas con problemas de infertilidad y la tendencia es al alza. El 3% de los bebés españoles nació mediante inseminación artificial u otras técnicas de reproducción asistida.

Según datos oficiales facilitados por la Sociedad Española de Infertilidad, cada año se hacen en España 30.000 tratamientos de inseminación artificial y otros 50.000 de fecundación in vitro.
La infertilidad está repartida en partes iguales entre hombres (40%) y mujeres (40%); el restante 20% se atribuye a causas desconocidas.

Los hábitos de vida como el consumo de tabaco, el sobrepeso y la contaminación ambiental parecen ser las principales causas de la infertilidad. Pero también se habla de cambios sociales. Las parejas retrasan la búsqueda de un hijo por causas laborales; la edad media para ser madre ha pasado de los 35 a los 38 años.

El 80% de los tratamientos de reproducción asistida se realizan en clínicas privadas (precio medio 5000€) y el restante en hospitales públicos (la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, garantiza el acceso a estos tratamientos a través de la Seguridad Social). Ultimamente, debido a la crisis, han aumentado las listas de espera en los hospitales públicos.

Otro dato interesante es el incremento del 13% de la opción de la maternidad en solitario (2042 tratamientos en el 2012). Por último, destacar que en los últimos 5 años ha aumentado en un 32 % la donación de ovocitos, una técnica que permite ser madre con los óvulos de otra mujer joven.